Evita errores estratégicos en tu blog

0
117
views

Lee Odden bloguea desde el año 2003. Ofrece consejos para que otros bloguers eviten los tres errores estratégicos que cometió la compañía de Odden. Estos tres errores son comunes y pueden ser evitados con tiempo y atención. Sus tres consejos son:

1. Ponerse metas. Sin una estrategia clara para tu blog, probablemente estarás perdiendo un valioso tiempo productivo, a la vez que atraerás a una audiencia dispar y cambiante. Más vale definir tus intereses y tu target de audiencia, para así crear contenidos que sean los más apropiados para tu negocio y tus lectores.

2. Mantenerse en control. El modo usual para iniciar un blog es a través de una empresa privada como blogspot.com. Es fácil y gratis –pero no es, necesariamente, tu mejor opción a largo plazo-. Los motores de búsqueda asociarán el contenido que publiques con la empresa, que estará presente en el dominio de tu blog. Esto puede llevar a malos entendidos, y a problemas de clasificación de tu blog, en el caso de que decidas mover el blog a un hosting que tenga tu propio dominio. Puedes evitarte estos problemas hosteándote tú mismo el blog desde el principio.

3. Usa herramientas estadísticas. Implementa cualquier método analítico de software para empezar a entender el impacto de tu blog. No todos quieren lo mismo de su blog. Si el propósito del tuyo es influir o generar opinión, presta atención a la aparición en los medios, a los links que puedan hacerte bloguers prominentes, y a tu inclusión en sus listas. Las consultas, el tiempo que se pasen en tu sitio, y las visitas repetidas son menos importantes. Si, de todos modos, el propósito de tu blog es generar leads de negocios, se cumple el reverso de todo lo anterior (es mejor que haya más visitantes y más consultas, que apariciones en los medios).

El punto: “Puedes ser el tipo de persona que aprende más al cometer sus propios errores”, escribe Odden, “pero si no, espero que puedas aprender de los nuestros”.

Vía: Online Marketing Blog

Artículo anteriorPepsi y Coca-Cola
Artículo siguienteCentrifuga tus ideas
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here