Antimadridistas y Antebarcelonistas: Un problema de Marketing

antis2

En los últimos años, F.C. Barcelona  y Real Madrid, se han convertido en monstruosos reclamos publicitarios, tanto los equipos por si mismos, como las estrellas que militan en ellos. Son marcas que, según un estudio de BBDO Consulting de 2007, estaban valoradas en unos 1.000 millones de euros.

Pero junto a las pasiones, simpatías y admiración que estos dos clubes despiertan, existen también unos sentimientos negativos muy profundos hacia ellos. Antimadridistas y antibarcelonistas sienten gran antipatía, cuando no odio o asco, por todo lo que representa o tiene relación con el club rival. Por razones que requerirían un complejo análisis, ser barcelonista significa, en casi todos los casos, ser antimadridista y viceversa.

Esta es una realidad que no plantea problemas a nivel internacional, pero que es un auténtico quebradero de cabeza en el mercado nacional, en cuanto a la gestión de la marca y la publicidad. Y se trata de una realidad casi única, ya que no se dan este tipo de sentimientos con ningún otro club, no hay antizaragozistas, ni antimalaguistas, en Valladolid o en Valencia. Este tipo de odios, cuando aparecen, lo hacen a nivel local o regional y no a nivel nacional.

Con millones de consumidores que odian al equipo en cuestión, este tipo de publicidad se torna una cuestión muy delicada. Asociar un producto a un jugador que sufre la antipatía de tantos consumidores, hace que muchas marcas descarten el empleo de estrellas de estos dos equipos para su publicidad.

Ir arriba