Campañas publicitarias versus operaciones mediáticas

Existen en el mercado casos en los que las campañas publicitarias tienen como contrapartida una serie de operaciones o contracampañas con miras a enturbiar, por ejemplo, un lanzamiento de un producto.  Recientemente en la Argentina la marca de aguas Dasani -del grupo Coca-Cola– denunció penalmente a Danone. Todo se originó porque dicen tener pruebas suficientes de que cientos de personas recibían por mail un alerta informando que ese líquido estaba extraído de la canilla y que, además, contenía sustancias cancerígenas.

 dasani

Dasani había debutado en diciembre de 2005 en la Argentina y pese al espaldarazo de un gigante como Coca-Cola, nunca logró despegue buscado. En el interin, un creativo publicitario, que se arrepintió, confesó la supuesta estrategia de marketing viral: el mismo había sido el encargado de  enviar mails, muchos redactados con faltas de ortografía para simular que se trataba de personas comunes, haciendo hincapié en que Dasani no era mineral y, además, tenía sustancias peligrosas. Según este arrepentido, detrás de la operación estaba la francesa Danone.

La agencia de publicidad que supuestamente lo puso en marcha sería Euro. Los mails se echaron a rodar por ONG y largas listas de consumidores sensibles. Coca-Cola, en consecuencia, no dudó y llevó el tema a la Justicia argentina querellando penalmente a ejecutivos de Danone y al responsable de Euro en el Juzgado en lo Correccional número dos.

¿Conoces otros casos resonantes de competencia desleal? ¿Cuáles recuerdas?

Ir arriba