Dios no existe, ¿o sí?

1
625
views

Con la finalidad de anunciar los monopostes como soporte publicitario se desarrolló esta divertida y eficaz campaña en Madrid por McCann Erickson.

Se colocó ese enorme mensaje de Dios no Existe, el cual fue sustituido a los 7 días por uno que mostraba al propio soporte carbonizado. Una forma impactante de transmitir a los posibles anunciantes que este soporte consigue ser visto a mucha mucha distancia.

Un buen ejemplo de que en España cada vez son más los esfuerzos para desarrollar una publicidad de alto nivel cualitativo. Todo un orgullo.

Visto en Ads of the Worlds