Fitness First contra el sobrepeso

La excesiva preocupación que en la actualidad despierta el aspecto físico en la inmensa mayoría de la población no es ningún secreto. Y de ello, lógicamente se aprovechan determinados servicios como puede ser el caso de un gimnasio.

Lo cierto es que se trata de un concepto comunicativo muy recurrido y, por tanto, poco original y novedoso.  Sin embargo, si la forma en que se comunica sí reune estos criterios, podemos encontrarnos ante una acción altamente llamativa.

Fitness First utiliza la típica marquesina de las paradas de bus pero de una forma un tanto especial. Ubica en la parte publicitaria una pantalla y el banco de la marquesina actúa de báscula. En definitiva, cada usuario que decide sentarse a esperar el autobús, acaba conociendo cuál es su peso al mismo tiempo que lee el nombre del gimnasio anunciante.

peso

Lo cierto es que esta acción es impactante sin necesitar ningún tipo de recurso más, ni texto ni imagen.

Visto en metablog v6

Ir arriba