Toshiba y TomTom no quieren devolver el dinero, después de la victoria de España

tomtom

Toshiba

Tanto Toshiba, como TomTom, prometían en sendas campañas publicitarias, la devolución del importe de sus compras, si España ganaba el mundial. Pero ahora que lo impensable ha sucedido, las marcas niegan la devolución del importe de la compra a muchos consumidores.

El punto que ha provocado la controversia, es la necesidad de registrarse previamente en la página web de cada una de las marcas. El hecho es que, en ningún caso se indicaba esto en la publicidad de las promociones, simplemente se hacía referencia a una dirección web, para ver las condiciones de la promoción, donde en un pequeño subapartado, aparecía el requerimiento.

El anuncio de TomTom es bastante pequeño y conciso, pero en el caso de Toshiba, la cantidad de texto que se incluye es lo suficientemente grande, como para haber incluido alguna referencia a esta condición necesaria.

Los consumidores argumentan que había tres condiciones para obtener la devolución del importe: adquirir el producto y conservar el ticket, que España ganara el mundial y registrarse en la página web. Sin embargo, esta última condición no era anunciada por las marcas, lo que convertiría la promoción en algo totalmente engañoso.

Cada uno es libre de opinar lo que desee y concluir que los consumidores son muy tontos o muy vagos, que las marcas se han pasado de listas o que ambos tienen parte de culpa. Mi opinión es que los auténticos responsables son los directivos de las marcas que, como suele suceder en las grandes multinacionales, han pensado en el corto plazo y en alcanzar sus objetivos de ventas, que es lo que sus empresas les exigen.

Estos responsables (o irresponsables) han causado un importante perjuicio a sus empresas, movidos por su falta de escrúpulos a la hora de alcanzar sus objetivos. Si finalmente tienen que devolver el dinero, meterán a sus empresas en un importante problema financiero. Si consiguen no tener que devolverlo, no tendrán ese perjuicio económico inmediato, pero el desprestigio causado a las marcas será aun mayor.

Lo curioso de todo esto es que, probablemente ninguno de ellos será despedido por esto, a los que se despedirá será a los comerciales de provincias, que no lleguen a sus objetivos por ser honrados.

Fuente: Que.es

Ir arriba