Un perro engañado

Me he divertido mucho al ver éste anuncio cuyo final no se lo espera, y por tanto no voy a develar ahora. Ingenioso por demás, y apelando a aquel punto de la emoción en donde todos nos sentimos mínimamente amenazados. El despecho, el engaño, y tres perros. ¡Que lo disfruten!