Volkswagen Passat, lo que de verdad importa

Volkswagen opta con su último spot del Passat por despertar la emotividad en el público, una estrategia muy acertada en un momento social en el que los sentimientos están a flor de piel y lo material ha quedado obligatoriamente relegado a un segundo puesto.

Las grandes protagonistas de este anuncio son un grupo de niñas aparentemente de una clase social media-alta o alta a las que les gusta presumir de sus «bienes materiales» delante de sus amigas. El punto de color aparece al final, cuando una de las niñas presume precisamente de algo de gran valor aunque curiosamente carente de precio: «Mi papá viene a recogerme«.

Un gran consejo que viste de imagen positiva y corporativismo una campaña puramente comercial. Buen trabajo.

Visto en CreativAds

Ir arriba