Yoga One, peculiar tarjeta de presentación

Una tarjeta de presentación es la primera impresión que de nosotros se va a llevar un cliente potencial, y en demasiadas ocasiones nos olvidamos de esto.  Se tiende a restar importancia al diseño y a la creatividad en este pequeño soporte, lo cual se convierte en un grave error que nos lleva a desperdiciar una muy buena oportunidad de causar un impacto positivo en nuestro cliente desde el primerísimo momento.

Aquí os dejo un claro ejemplo de cómo se puede aprovechar y explotar comunicacionalmente hablando una simple tarjeta de visita. Se trata de un centro de yoga llamado Yoga One que ha decidido no conformarse con mencionar cuál es su actividad, sino que la muestra de manera práctica y, lo más importante de todo, involucrando en ello al propio receptor.

yoga_one_business_card

Visto en I Believe in Advertising

Ir arriba