Adiós a la caspa

La publicidad en muchísimas ocasiones utiliza la exageración como recurso de venta. Por un lado, consigue mostrar de una forma más que clara los beneficios de su producto/servicio y, además, consigue darle un toque de humor y de irrealidad que siempre viene bien.

Este spot italiano de Clear es un clarísimo ejemplo de la exageración llevada al límite

Visto en Creativads

Ir arriba