Demasiadas curvas para los censores americanos

La cadena ABC censuró la emisión de un anuncio de ropa interior, protagonizado por la modelo de tallas grandes Ashley Graham. Se trata de un sencillo spot de 25 segundos para la marca Lane Bryant, en la que la chica luce varios de sus nuevos modelos de la nueva temporada.

Sin embargo, la cadena televisiva, ha estado emitiendo anuncios de la marca Victoria’s Secret, con chicas también en ropa interior, pero más delgadas. Los modelos de Lane Bryant son bastante “recatados”  y con ausencia de transparencias o tangas, lo que hace más absurda la situación.

Las marcas comerciales parecen haber encontrado un gran filón en el hecho de que alguna cadena de televisión les censure sus anuncios. El hecho genera noticias y comentarios en diversos medios (como este), el público busca y encuentra en internet donde visualizar el anuncio y se consigue una publicidad gratuita considerable.

Parece que estuviera estudiado, ya que el negocio es totalmente redondo. Por una parte, se evita el gasto de pagar por emitir el anuncio en los diferentes medios. Por otro lado, se obtiene una notoriedad mucho mayor que la de cualquier campaña de las miles que nos bombardean cada día.

Si el anuncio se censura por motivos que los consumidores no comprenden y consideran absurdos, el efecto se multiplica. La marca queda como “víctima” de unos medios de comunicación o un gobierno retrógrados, consiguiendo el favor y la simpatía del consumidor.

En este caso se dan todos los ingredientes posibles para el éxito de  la campaña descritos anteriormente. Pero además de alcanzar una alta notoriedad, la identificación del público objetivo (mujeres con talla grande) con el producto y la situación, es total. Las consumidoras pensarán “Esa estúpida cadena de televisión, que emite continuamente anuncios de chicas en ropa interior delgadas, censura ahora este porque la chica está un poco rellenita y eso les ofende”

La consumidora que se siente incómoda por los cánones de delgadez de nuestra sociedad, que ella no cumple, necesariamente considerará que Lane Bryant se preocupa por mujeres como ella, les hace ropa bonita y no les importa enfrentarse a los poderosos medios de comunicación, con tal de defender a sus clientas.

Fuente: Fox News

Ir arriba