El efecto Axe, versión dos punto cero

Es curioso cómo Axe le saca partido a su efecto. Después de unas cuantas campañas en las que nos han hecho ver qué fácil es ligar cuando el olor de nuestras hormonas está combinado con el olor de su desodorante, ahora parece que van a dar un pasito adelante, al menos en sus campañas fuera de España.

The Axe Effect v2.0

El caso es que ahora es posible que haya quien no capte el guiño a la primera, lo que supone una diferencia con respecto a las anteriores campañas de Axe: hasta ahora todos los chistes eran evidentes. En el fondo se trata de tomar un riesgo mayor, empezar a considerar que el público es un poquito más inteligente. A propósito: ¿cuáles son vuestras interpretaciones?

Ir arriba