Expande tu mente

The Economist

 Claro ejemplo de lo que se puede exprimir un simple globo, en este caso, para sacarle el máximo rendimiento.

En ocasiones convertimos determinados elementos en convencionales simplemente porque es el uso que estamos acostumbrados a que se le dé. Sin embargo, yendo un poco más allá, encontramos buenas acciones de escasa inversión como la de  The Economist.

Vía

Ir arriba