Lo de fuera si que importa: packaging de chocolates, tentación en el envoltorio

Se dice que las apariencias no importan, pero la verdad es que en los mundos en los que estamos hay que ser muy ingenuo para creerse ese cuento, porque al menos, en el mundo de la publicidad y de la comunicación cuenta, y mucho. Y es que hoy les voy a demostrar de una forma muy gráfica que lo de fuera si que importa y lo voy a hacer con algo muy exquisito, con packaging de chocolates, tentación en el envoltorio.

Pero como tratamos al chocolate, se puede aplicar a cualquier tipo de producto, es más, la mayoría de las empresas, aquellas que no invierten en publicidad de la más tradicional, si lo hacen en packaging. ¿Y saben por qué? Claro porque lo que compramos entra por los ojos. Pero bueno, centrémonos en el chocolate, porque como ven a continuación si ya de por sí el producto es bueno, ¿qué me dirían si viene en estos envoltorios?

409127 10150481870111728 36809276727 8732644 2118851833 n

398104 10150481870141728 36809276727 8732645 1657075653 n

Evidentemente, el producto se lleva un plus de calidad, y ya se sabe que si hay calidad, el precio puede subir, junto con la demanda, porque todos esos chocolates podrían ser un regalo para cualquiera, ganando en cualidades que antes el producto por sí solo no tenía. Y todo esto es lo que hace un envoltorio. Para que luego digan que las apariencias no importan. Vamos que en publicidad, casi diría que no hay nada que importe más que la apariencia.

Ir arriba