Violencia de género, raramente para

En Briefblog he visto un spot que merece ser apoyado por dos motivos fundamentales. Por un lado, porque trata un problema social que debemos luchar por erradicar, como es el maltrato y violencia de género. Por otro lado, adoptando ya un punto de vista más publicitario que social, porque con un simple primer plano de un minuto de duración este anuncio transmite muchísimo. No hay grandes efectos ni escenas violentas, simplemente la imagen de una víctima de malos tratos ante nosotros.

En el spot se observa a una mujer que ha sido maltratatada, teóricamente situada ante el espejo, observando las consecuencias de los golpes recibidos y escondiéndolas o viéndolas desaparecer, al mismo tiempo que otra nueva aparece. Finalmente, la victíma gira su cabeza alterada, de donde deducimos que la persona que le había infringido esos daños volvía.

El mensaje final es muy claro: el maltratador raramente deja de hacerlo. Una segunda conclusión que podemos extraer del anuncio es que a pesar de que el tiempo (o incluso el maquillaje) oculte las heridas, otras nuevas volverán a salir.

Es extraño que en el año 2010 sea necesario este tipo de campañas en las que se le pide a gritos a la víctima que solicite ayuda, sin embargo, es una realidad de la que debemos ser conscientes. Este es mi granito de arena en apoyo de aquellas personas, ya sean hombres o mujeres, que sufren maltratos para animarlos a buscar apoyo.

Ir arriba