Anuncios que hacen historia

La verdad es que la publicidad es mucho más que un modo de vender productos, lo cierto es que en muchos casos se han convertido en un icono que forma parte de nuestras propias vidas y precisamente de eso vamos a hablarles hoy en nuestro blog, de anuncios que hacen historia. Hoy les ponemos para empezar un ejemplo muy español que está en casi todas las carreteras, y la verdad es que creo que a ninguno se le habrá pasado ver a un toro de los de Osborne ¿verdad?

250px Toro de Osborne Santa Elena

Pues la verdad es que es precisamente a eso a lo que nos referimos cuando Osborne ha conseguido meterse de lleno en nuestra vida, porque ha pasado de ser una simple publicidad a un ejemplo de como un anuncio puede ser parte de nuestro paisaje, e incluso de nuestra cultura.

Pero lo del toro Osborne es solo un ejemplo español, pero hay muchos más, como por ejemplo la colina de Hollywood, o los michelines del muñeco de la marca a los cuales todos hacemos referencia cuando hablamos de esa grasa de más que tenemos en la barriga. ¿Y qué me dicen de Kleenex? Que ya no tenemos pañuelos de papel si no la marca en sí misma, sin importar cual sea el logo de los que llevamos en el bolsillo.

Sin embargo, conseguir que un anuncio pase a ser un anuncio con historia no es una cuestión sencilla, y hace falta además de mucha creatividad e insistencia en el mercado al que se refiere tener un toque de fortuna, por eso muchas no llegan nunca a colocarse en la cima. Por ejemplo, una de las que actualmente lo hace es Fujitsu, que quiere que la asimilemos al silencio, pero que por el momento no ha obtenido los resultados que se hubieran esperado, en el sentido de pasar a formar parte de la cultura.

Conseguir que una marca deje de hacer publicidad simple y se convierte en algo histórico es una cuestión que comienza cuando se deja de vender el producto en sí mismo, y pasa a venderse algo más. Por ejemplo en Michelin, se dejaron de vender solo neumáticos, en Osborne solo brandy, y en Fujitsu solo aire acondicionado y electrodomésticos.

Ir arriba