Audi Q5

De nuevo Audi nos sorprende con un anuncio en el que la creatividad es el elemento predominante. Una simple caja de cartón y una sencilla animación, ambas acompañadas de una pegadiza sintonía, hacen de este spot un trabajo auténticamente digno de ver.

Todos los elementos se acoplan de una forma impresionantemente coherente. La sencillez está presente tanto en el fondo como en la forma: una caja vacía, un personaje animado en dos dimensiones y una simple cancioncilla. Un acople perfecto de todos los elementos dan como resultado un spot de gran nivel.

Lo cierto es que cada vez que escuchamos Audi ya esperamos algún trabajo de este nivel, otra cosa sería una gran decepción, ¿no os parece?

Visto en Los mejores anuncios de televisión

Ir arriba