Marketing emocional, una fórmula que funciona

marketing emocional

Las marcas tienen cada vez más clara la idea de que es necesario estar cerca de los consumidores para tener éxito, de ahí que cada vez más las campañas de marketing buscan crear contenidos que atraigan la atención de los clientes y para ello hacen uso de todas las técnicas disponibles a su alcance, siendo el marketing emocional una de las que mejor resultado ofrecen en la actualidad a las empresas, pero ¿por qué estos buenos resultados?

Está comprobado que la mayoría de las decisiones a la hora de adquirir un producto o servicio se realiza si la persona recibe una emoción positiva de él, por lo que las empresas de marketing lo que buscan es crear campañas que lleguen emocionalmente al público y que de esta forma se sientan identificadas con la marca.

Mediante este tipo de marketing, se puede decir que las campañas van orientadas hacia nuestro corazón en vez de a nuestro cerebro, y que dependiendo de las sensaciones que nos produzcan, nuestra intención de adquirir o no ese producto será mayor o menor.

Veamos a continuación algunos puntos que explican el por qué de la eficiencia de vincular el marketing a las emociones.

  • Las personas estamos «programados» para recordar aquellas cosas que nos ha provocado una emoción positiva, dejando de lado otros datos como puede ser el precio.
  • No requiere de un esfuerzo cognitivo por parte del consumidor, ya que el simple hecho de una emoción positiva hará que nos acordemos del producto sin la necesidad de activar la memoria.
  • Este tipo de campañas tiene un efecto viral, ya que los consumidores quieren compartir con todos sus contactos esas emociones que han sufrido al ver la campaña.

Por todos estos motivos, las campañas publicitarias de las empresas de cualquier sector van encaminadas cada vez más en este sentido.

Ir arriba