Publicitar contenidos de los medios de comunicación en redes sociales ¿Todo vale?

La polémica se sirvió hoy bien en Twitter, y aunque en realidad de entre todos los diarios nacionales la Razón es la que casi siempre acaba sacándonos de nuestras casillas y llevándose las más duras críticas en social media por sus portadas, esta vez el protagonismo se lo llevó el otro diario de derecha, ABC, porque una de sus periodistas se lanzó, a mi parecer aposta, con un titular de esos que enganchan en redes sociales y que sino se calculan las críticas pueden sar millones de visitas, pero esos millones de visitas son luego millones de críticas que no hay quien las frene en social media.

paloma-cervilla

El titulas no tiene desperdicio porque con Becas para Tetas, Paloma Cervilla dio en el clavo. Todos estamos pendientes de Wert que aunque no ha revisado las calificaciones de colegas como Aznar o Rajoy que con sus nuevas reglas de becas deberían dedicarse como el dice «a otra cosa que no sea la universidad», y claro el caldo del ambiente lo calentó aún más esta reportera, dando a entender que en España se dan becas por dar.

Yo en este caso voy a expresar mi opinión personal, además de criticar el hecho de que un titular para obtener publicidad gratis en redes sociales y promocionar un diario puede no ser tan bueno como algunos se piensan. Y si ya el ABC tenía la fama de reaccionario como se dijo en una época que mejor no recordar, en este caso no solo la habrán demostrado sino que también han sido atacados por su propio público ¿O creen que entre los votantes del PP no hay quien tiene hijos becados? Dicho esto, me parece que a algunos periodistas lo que les haría falta es básicamente darse una vuelta por el mundo que les rodea, y ver sistemas como el austríaco en el que la universidad es gratis, el alemán en el que literalmente te pagan por estudiar, o el finés, en el que el90% de los alumnos se independizan mientras estudian. Esos señores no le pagan a nadie las tetas, pero creen en una educación de calidad. En España, ni tetas, ni educación. Aunque digo yo que al que se le ocurra que con 3000 euros pagados tarde y mal un estudiante puede dejar de estudiar y pagarse las famosas peras algo le falla en la forma de razonar. Y es que ya se sabe, el ladrón juzga a cada cual por su condición.

Ir arriba