American Express apuesta por una campaña de Direct Marketing muy mejorable

Puede que nos hayamos acostumbrado mal a campañas de marketing directo que funcionan a la perfección logrando precisamente sorprender al consumidor final en una campaña mágica, porque en este caso, con la que analizamos a continuación, tengo que decir que me esperaba mucho más de American Express.

American Express apuesta por una campaña de Direct Marketing muy mejorable. A continuación te dejamos la imagen, pero poco, o mejor dicho nada tiene que ver con aquello que vemos de forma habitual en las campañas en medios alternativos. Aquí podríamos hablar más de un folleto tradicional de esos que nos encontramos en los bancos, y leemos mientras no nos toca el turno, que otra cosa. Y claro, no lo hace cualquier marca, sino American Express, y aún encima para anunciar una interesante promoción.

american express

En este caso el concepto no está mal. Pero han fallado claramente en la ejecución. Lo han hecho todo tan lineal que resulta aburrido, y mucho menos de lo que cabría esperar en un medio como el marketing directo. Así, lo más probable es que la audiencia acabe por pasar del asunto y ni le preste atención a la campaña. Y todo eso, podría haberse evitado, porque si el concepto funciona, lo único que habría que añadir era un soporte un tanto más visual.

La verdad es que esta vez American Express ha dejado el listón muy bajo, y la agencia de publicidad que ha llevado a cabo la ejecución es nada menos que Ogilvy, así que, ya les vale también a ellos.

Créditos de la campaña de American Express

Agencia de publicidad: Ogilvy & Mather, Amsterdam, The Netherlands
Director de arte: Bas Derks
Copywriter: Sascha Walstra
Diseñador: Geertjan Tromp
Publicado: Agosto 2013

Ir arriba