Campaña de Renault para Portugal: un concepto confuso

Cuando una marca lanza una campaña de publicidad gráfica en la que se muestran varias piezas publicitarias, a veces da en el clavo con el hecho de demostrar que todas, aunque cada una en un momento o espacio diferente transmiten el mismo concepto, o por el contrario, quieren hacerlas tan distintas entre sí que acaban liándola y salen cosas como la última campaña de Renault que se ha estrenado en Portugal. A continuación te dejamos las imágenes para que juzgues por tí mismo.2_renault_catwalk_aotw

 

En este primer anuncio Renault comienza con ese concepto de que si vas en su coche vives el momento desde fuera, lógicamente como protagonista, pero resguardado de las multitudes Fíjate bien en el concepto y en el punto de vista que le ponen, porque en el siguiente se cambia ya de forma importante.1_renault_concert_aotw

 

Si antes necesitaban usar unas gafas para demostrar que estabas fuera de esa multitud, en este caso se renuncia a ellas, aunque se sigue mostrando ese concepto de lejanía. El coche por un lado, toda esa masa por el otro.3_renault_pillow_fight_aotw

Y es en este en el que Renault da un vuelco a la campaña. Aquí ya se pierde el concepto de aquellas gafas desde dónde lo veíamos todo desde lejos, y el escenario que nos separaba de la masa. Y es que me parece que además de machista, que lo es y bastante, esta pieza la metieron en esta campaña de Renault más por hacer la gracia que por seguir el concepto que en realidad lo rompe y deja de tener sentido la campaña entendida como global, con las tres piezas publicitarias.

Ir arriba